30 de octubre de 2016

Infidelidad Virtual existe?

La infidelidad virtual o infidelidad por internet.
Todos hemos visto como los teléfonos celulares y las computadoras han cambiado, en gran parte, nuestra manera de socializar.

Las reuniones, las citas para vernos y tomar un café e incluso las largas pláticas a través del teléfono, han sido sustituidas, con frecuencia, por los mails, chats, mensajes, etc.

Independientemente de la manera en cómo se han visto afectadas las relaciones sociales debido a estos medios de comunicación, éstos han repercutido de manera importante en las relaciones de pareja y en ocasiones han llegado a provocar lo que se conoce como  infidelidad virtual.

Para poder hablar de infidelidad virtual debemos ponernos de acuerdo en ciertos términos que voy a utilizar.
Voy a hablar de relación real, cuando me refiera a aquella en la que se puede compartir un beso, una caricia y un abrazo, independientemente de que haya relaciones sexuales o no. Es la relación que nos permite caminar juntos, ir al cine y ver la televisión o escuchar la radio sentados uno junto al otro, es decir, aquella que está formada por lo que vamos a llamar una pareja real.

Por otro lado, la relación virtual es aquella que está formada por lo que se conoce como pareja virtual y está formada por dos personas que se encuentran lejos una de la otra y se comunican a través de internet. A pesar de que este tipo de parejas pueden llegar a sentirse muy unidas, tener lo que se conoce como sexo cibernético e incluso llegar al orgasmo, gracias al lenguaje que utilizan y al uso de la imaginación, no pueden tocarse.
 ¿Podemos hablar de infidelidad si no existe una relación sexual física?

. Porque independientemente de que las personas estén frente a frente o ase comuniquen a través de un medio electrónico, se considera infidelidad a toda relación que incluye:

1.- La formación de un vínculo emocional,
2.- la mentira,
3.- la traición y
4.- el rompimiento de un compromiso, no escrito, que implica determinada exclusividad en cuanto a ciertos aspectos de intimidad, tiempo y secretos compartidos.

En este sentido, se ha comprobado que la persona que ha sido engañada sufre igual ante una infidelidad física, real que ante una virtual.



La infidelidad virtual no está relacionada a un solo sexo, se da tanto en hombres como en mujeres.