28 de octubre de 2015

Seamos honestos

En estos días nadie quiere luchar por nada, lo queremos todo fácil. Desde el trabajo hasta las relaciones interpersonales pero no todo es fácil. Al contrario las cosas buenas cuestan trabajo y necesitamos esforzarnos para conseguirlas.

A mi edad he alcanzado casi todo lo que había soñado de niña (ojo casi todo) por ejemplo soñé con publicar una de mis historias en  un libro eso se hizo realidad con el proyecto de Google Plus ya mi nombre y mi nickname están escritos en un libro con uno de mis cuentos pero no fue fácil. Escribo desde los 9 años, de todas formas en papel y lápiz y directamente con tinta electrónica ya son casi 20 años escribiendo y sigo sin poder parar eso requiere de esfuerzos y sacrificios dejar de hacer algo que quiero para escribir. Eso pago su recompensa tengo mi nombre escrito en un libro de relatos.

Y así podría dar mínimo 4 o 5 cosas que he alcanzado con el paso del tiempo y que me hacen muy feliz, pero seamos honestos nadie quiere esforzarse por NADA.

Si sientes que tu relación de pareja no funciona inventas una excusa y lo dejas... Si el trabajo es muy difícil culpas a todo el mundo de tu ineficacia de no ser RICO y de lo duro que es tener que trabajar.  Hay que dejarse de cuentos chinos y de quejas absurdas. Esfuérzate! Tú mereces ser feliz! 

Aceptar que lo que queremos alcanzar requiere de algún tipo de sacrificio o esfuerzo es el primer paso para lograrlo... Seamos honestos ya nadie encuentra un billete de lotería premiado con el gordo mayor o consigue el "Felices por siempre jamás" sin esforzarse.


Desiderata