21 de enero de 2010

Concédeme

SEÑOR

Concédeme SERENIDAD
para aceptar las cosas
que no puedo cambiar.


VALOR para cambiar
las cosas que sí puedo y


SABIDURIA para
distinguir la diferencia