11 de noviembre de 2009

Aquella vez

Con la excusa de que me molestaban los pantalones me los quite quedando en ropa interior, su camisa azul ya estaba en el suelo y solo tenia puesto aquellos viejos jeans que tanto odio...

Volví a la cama con él, ya en ropa interior, a sabiendas de que lo que quería hacer no se podía hacer con ropa, él dudaba mientras me besaba y abrazaba fuerte, lo sentí temblar, quise preguntarle que le pasaba pero no me atreví en más de una ocasión quise preguntarle si lo mejor sería que lo dejáramos.

En pocas palabras me estaba comportando como el chico que le pregunta a su novia Virgen si esta segura de querer hacerlo, si no se va arrepentir al día siguiente.

Él estaba nervioso y desde mi punto de vista, asustado como un chiquillo. Yo simplemente no podía creer su reacción era todo demasiado romántico, intenso, fuerte, casi perfecto.

Él luchaba por quitarse los pantalones sin moverse de donde estaba yo luchaba por demostrarle que estaba segura de lo que estaba haciendo...

(continuara)