10 de diciembre de 2008

Un poquito no más...

Queridos:
Amigos Lectores de este Humilde Blog
.



¿¿¿Cuándo pedir es demasiado???

Como ya muchos sabrán a veces los Seres Humanos nos excedemos en las cosas que pedimos y no nos damos cuenta cuando ya tenemos demasiado....

Un ejemplo sencillo es que de niños en Navidades pedimos muchos juguetes para nosotros, algunas veces nuestros padres nos dan lo que sea que nosotros pidamos (al menos si ellos pueden) pero díganme ustedes ¿Qué hace un armario lleno de juguetes que no se usan?

Cuando estamos en la etapa de adolescencia tenemos un Yoísmo increíble, Yo,Yo,Yo y Yo otra vez, no nos importa que mamá o que papá no pueda comprarnos la ropa ultimo modelo la queremos y la queremos ¡¡¡¡¡¡YA!!!!!!

De adultos están los Carros, las Mujeres, la Moda, las Drogas, los Lujos y sobre todo lucirse con todo él que está a nuestro alrededor para que vean quien es él que tiene el poder y quien es él que puede hacer. . .
A veces PEDIR es demasiado. . .


Como diría alguien que una vez conocí el Verdadero Valor de las cosas está en la Sencillez y la Humildad con que lo pidamos y no en la Cantidad de las Cosas que nos den. . . Aprender a Trabajar con lo Poco nos Enseñara a Trabajar con lo Mucho. . .

P.D: RECUERDA NO ES LO QUE DICES SINO COMO LO DICES, LA HUMILDAD ES UNA VIRTUD CODICIADA POR MUCHOS Y QUE MUY POCOS LA TIENEN. . .

4 comentarios:

  1. Vamos madurando en la vida y nuestros intereses van cambiando. Pero algunas cosas buenas y malas permanecen... Lo importante es mejorar las buenas y combatir las malas. Pero... es lindo pedir y pedir mucho (si se pide bien) pero muuuuucho más lindo es dar... y dar mucho!! Lore

    ResponderEliminar
  2. Seamos un tilín mejores
    y mucho menos egoistas...
    ----------------------------
    besos grises

    ResponderEliminar
  3. Los tiempos cambian y las personas con ellos también, queda de nosotros cambiar para bien o cambiar para mal, pero a fin y al cabo todos cambiamos.

    ResponderEliminar
  4. la vida muchas veces da de cachetadas y te da un ta'te quieto!
    también las mamás lo hacen y nos ponen los pies en la tierra, yo tuve que aprender hasta que vi el sueldo de mi madre y los gastos de la casa, ahi maduré un poco

    ResponderEliminar

Deja tu huella