16 de noviembre de 2008

Soy bipolar

". . . Soy bipolar. . ."

Quizás admitirlo sea todavía más difícil de lo que es serlo. . . yo nunca lo he escondido pero hoy me esta costando aceptar que nunca seré un ser humano con un ritmo de vida "normal"

Dicen que la vida es una montaña rusa de emociones y es cierto sobre todo cuando uno sufre de un trastorno afectivo.

Se que allá afuera hay muchos otros como yo, no lo dudo para nada.

¡Ah!

Al principio me costo aceptar esta condición, después fui estudiando acerca de ella para conocerla, luego tuve que comenzar a aceptarla.

A veces no soporto no perder el control sobre mi misma, sobre mis pensamientos, sobre mis actos, a veces siento que algunas cosas se me escapan del mano.

Estoy algo deprimida y en mi casa lo único que hacen es amenazarme con llevarme al manicomio si vuelvo a hacer otra crisis. A mi el manicomio no me asusta.

Las calles de Santo Domingo están llenas de enfermos mentales que así como yo, nadie conoce verdaderamente su enfermedad, hay muchos bipolares en la calle y yo lo se.

También hay mucho bipolares en sus hogares quienes no saben que son bipolares, hay muchos como yo en el mundo, lo se.

Hoy estoy luchando contra la tristeza, mañana sera contra la euforia, otro dia sera contra la mania, mi lucha no se acaba nunca.




Wikipedia opina sobre Trastorno Bipolar:

El trastorno afectivo bipolar (TAB), conocido popularmente como trastorno bipolar y antiguamente como psicosis maníaco-depresiva, es un trastorno del estado del ánimo que cuenta con períodos de depresión repetitivos (fases depresivas) que se alternan con temporadas de gran euforia (fases maníacas). Su causa es un desequilibrio químico en un tipo de biomoléculas del cerebro llamadas neurotransmisores. El afectado oscila entre la alegría y la tristeza, de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta patología. Así, el afectado sufre de episodios o fases depresivas o eufóricas (maníacas).