19 de octubre de 2008

Mi ex Nicolas


MI EX NOVIO: NICOLÁS




Hoy lo que quiero es hablarles de mi ex Nicolás.

Mi último novio conocido, o sea real de carne y huesos y con el que salí por 7 meses se llama Nicolás y vive en San Juan de la Maguana.


Recuerdo el día que fuimos a San Juan con mis compañeros de la universidad para llegar a San Juan de la Maguana duramos tres horas sentados en un autobús.

Yo juraba que iba a dejar el trasero pegado en el autobús igual que mucho no tengo yo.

Mi novio y yo nos veíamos solamente los sábados y no todos los sábados.

Al mes nos veíamos como dos veces, para mí estaba perfecto así. No sentia presión tener que ir al salón de belleza, maquillarme y esas cosas.

Eso sí los días que iba a ver a mi novio, daba un giro de 180 grados. Mis amigas me decian "Vino tu novio?" Porque hasta perfume llevaba ese día.

Nicolás y yo hemos terminado hace ya unos meses.

El sábado me acuerdo de él y pensé llamarlo, pero no lo llamé.

Él me mando un mensaje para decirme que estaba aquí y que se iba el domingo.

¡Que bien! Le mande un mensaje para que me llamara, a ver si podia pasar por mi casa para verlo o para que él me viera a mí.

Nada que igual él no sabía llegar a mi casa y se fue a ver el juego de pelota de Escogido, me llama para decirme: "Estoy en el juego mañana te llamó para pasar por tu casa"

Me llamó y me dijo: "Estoy en la 27 con Máximo Gómez y voy camino a tu casa, donde me paro?"

Le digo que se pare en la Barahona que me quedaba cerca.

El se pasó y tuvo que dar la vuelta, igual no importa nos vimos, me preguntó que cuando volvía a San Juan que él quería que yo fuera para pasar un día juntos, me agarró la cara y me besó.

Yo me sorprendí y dije "Me ha besado o ha sido mi imaginación" igual que me volvió a besar ya pues he confirmado que no ha sido mi imaginación.

Le dije que no sabía si volvería a San Juan y que se fuera que se le iba a hacer tarde.

Yo me puse unas zapatillas viejas que ya se estaban rompiendo y cuando me di la vuelta para irme a mi casa he tropezado con algo y las zapatillas se han terminado de romper.

"Menos mal que no sean roto antes" pensé.

Llegué a mi casa descalza y un señor me pregunta:

-Mija que te pasó que andas descalza?

Yo con mis zapatillas en un bolso y de mal humor le he dije:

-Es que he salido de mi casa y se me ha olvidado ponerme zapatos ¿Puedes creerlo?

Nada que el hombre puso cara de pocos amigos y se fue por su camino.

En eso me llama mi ex para decirme que le ha encantado verme y que me sigue queriendo como el primer día.

Le dije a mi ex que después le contaría lo que me había pasado.

Llegué a casa y me puse a pensar en los ex y en porque la gente tiene que terminar peleándose con ellos después que se quisieron tanto.

Yo de buenas a primeras prefiero tener a mi ex de amigo aunque se me rompan las zapatillas por ir a saludarle.