15 de septiembre de 2008

Peleas entre hermanos




En mi casa la vida es una especie de guerra.

Desde que mis hermanos y yo éramos niños hemos estado peleando, discutiendo, dándonos trompones en todas partes del cuerpo, jalándonos las greñas, lanzándonos cosas, insultándonos bueno lo normal entre hermanos.

Los que más nos fajábamos éramo mi hermano Luis y io, él es mayor que io por un año, eso hacia que muchas veces chocáramos por el uso de la computadora, el espejo del baño, principalmente por la computadora y el Internet.

Un día estábamos fajándonos de a duro que él corrió a su cuarto mientras io le arrojaba una botella de cristal que se rompió cuando choco con la puerta del cuarto de mi mamá que estaba al final del pasillo, él se tranco pa que io no le siguiera dando, cojí un cuchillo de esos de películas de carniceros y lo clave, como si fuera un maldita espada enorme, en la puerta de su habitación, intentaba descargar mi furia y romper la puerta, para seguir dándole golpe al malvao ese, el cuchillo no rompió la puerta, pero le dejo algunas marcas, después de un rato él salio dique para hacer las paces pero io lo agarre y lo ajorque el intentaba darme trompones en el estomago, luego llegaron mis padres mientras io lo ajorcaba, y nos pusieron de castigo y tuve que limpiar los vidrios de la botella que estaban en el pasillo, nos arrodillaron en una esquina a los dos.

También con mi hermano mayor Jon peleaba sin embargo él era mayor y fuerte, no era mucho lo que io podía hacerle, pues con un trompón él me tiraba al suelo.

Io solía llorar con mi mamá porque decía que mis hermanos no me quería, en realidad mis hermano me tenían envidia porque io soy la más pequeña y la niña mimada.

Quizás los golpes eran una forma de darnos cariño, que se io, no se mucho de estas cosas.

Al ir creciendo dejamos las peleas y comenzamos a insultarnos, otra forma de hacernos daño.

Los insultos duelen más y se quedaban por más tiempo en el corazón del otro y creo que hacen mas daño que los mismos golpes físicos.

Io prefería los golpes que podía ocultar que los insultos que mis hermanos me daba. Pues esos hacían que me deprimiera y me sintiera como una basura

Por desgracia o por suerte, no se, ahora mis hermanos no viven en casa, se han mudado con sus mujeres, y las peleas e insultos ahora son entre mis padres pero eso será para otra entrada.